Blog sobre educación

Categoría: DUA

Tipografías accesibles e inclusivas para los materiales educativos, documentos en papel y digitales

La accesibilidad e inclusión son conceptos cruciales en la educación y se deben tener en cuenta para la creación de materiales educativos. La accesibilidad se refiere a la facilidad de acceso y uso de los materiales por parte de todas las personas, independientemente de sus capacidades. La inclusión, por su parte, se enfoca en garantizar que todas las personas tengan acceso a la misma información y oportunidades de aprendizaje. En este artículo, hablaremos sobre las tipografías (fuentes) que mejor se adaptan a la diversidad del alumnado, tanto en los documentos para escribir en papel como en los medios digitales.

Fuentes con serif y sans-serif: papel o pantalla

Las fuentes con serif, que en castellano sería fuente con serifa o remates, son las fuentes que tienen pequeñas líneas adicionales al final de los trazos como la Times New Roman. Las fuentes sin serifas, por el contrario, son la que no tienen estos remates, como la Arial.

Arriba fuente Arial, apta para medios digitales. Abajo Times New Roman, apta para papel con texto abundante o pequeño.

Para leer en papel, en general se recomiendan fuentes con serifas, ya que estos trazos adicionales guían la vista y ayudan durante la lectura cuando el texto es abundante o pequeño.

Sin embargo, para la lectura en pantalla, en general, se recomiendan las fuentes sin serifas, porque su estilo simple y sin adornos permite una mejor legibilidad en resoluciones bajas y en diferentes tamaños de texto. Además, las serifas pueden ser confusas y difíciles de leer en pantallas pequeñas o con poca resolución.

Algunas fuentes con serifas, recomendadas por su alta legibilidad para imprimir, son:

  • Tinos. Esta fuente es equivalente a la Times New Roman, pero de acceso libre, ya que Times no lo es. Es una excelente opción para proyectos que requieren una fuente con serifa de alta calidad y legibilidad. Fue creada por Steve Matteson en 2004.
  • Garamond. Es una fuente clásica y elegante, con una forma de letra fina y detalles elaborados. Fue diseñada hacia el año 1530, por el impresor francés Claude Garamond.
  • Baskerville. Esta fuente fue diseñada hacia 1750 por John Baskerville, también es una fuente clara y legible.
  • Merriweather. Es una fuente con serifa elegante y legible. Además, es accesible y útil para pantallas e impresoras, lo que la hace una gran opción para proyectos que requieren accesibilidad y legibilidad.

De las fuentes sin serifa para pantallas, podemos recomendar las siguientes:

  • Roboto. Esta fuente sin serifas es ampliamente utilizada y reconocida por su legibilidad en pantalla. Roboto fue creada en 2011 por Christian Robertson, un diseñador de tipografía de Google. La fuente fue diseñada para ser utilizada en el sistema operativo Android, es una de las fuentes más populares y actualmente es una de las más utilizadas.
  • Lato: Fuente con una legibilidad excelente en pantalla y un diseño moderno. Ha sido diseñada por Łukasz Dziedzic en 2010. La fuente fue creada como un proyecto personal y ha sido liberada bajo licencia de código abierto. Es la utilizada en este blog.
  • Open Sans. Es conocida por su estilo claro y legible, y es adecuado para una amplia gama de aplicaciones, desde la impresión hasta la web. La fuente se ha utilizado en muchos sitios web y aplicaciones, y ha demostrado ser una fuente fiable y accesible. Fue creada en 2011 por Steve Matteson, un diseñador de tipografía de Ascender Corporation.
  • Montserrat. Esta fuente fue creada en 2011 por Julieta Ulanovsky, una diseñadora gráfica argentina. Montserrat ha sido ampliamente adoptada y utilizada en todo el mundo, y ha demostrado ser una fuente versátil y accesible.

El número de fuentes es enorme y esto es solo una selección que se caracteriza por su accesibilidad, no obstante, otras muchas fuentes no listadas aquí, con toda seguridad, son comparables e igualmente legibles.

Además, podemos decidir utilizar una fuente sin serifa para imprimir y otra con serifa para pantalla, no hay normas absolutas.

Tipografías adaptadas a necesidades especiales

En este apartado destacamos dos fuentes que han sido diseñadas con finalidades específicas.

  • OpenDyslexic. Tiene una tipografía especialmente diseñada para ser más legible y ayudar a reducir la confusión visual que a menudo experimentan las personas con dislexia. La tipografía de OpenDyslexic tiene una base más ancha y pesada, lo que hace que cada letra sea más distintiva y fácil de distinguir, lo que puede mejorar la experiencia de lectura para las personas con dislexia. Fue creada por Abelardo González en 2011, un diseñador de software y programador con experiencia en desarrollo de aplicaciones para personas con discapacidad.
  • Atkinson Hyperlegible. Diseñada especialmente para personas con discapacidad visual. Esta tipografía tiene un diseño de letra con contrastes claros y una forma simple, lo que la hace más fácil de leer en comparación con otras tipografías con un diseño más complejo. Además, también tiene un espacio entre las letras más grande para ayudar a que los caracteres sean más fáciles de identificar. Esta fuente es la recomendada por el Instituto Braille para personas con discapacidad visual.

La fuente Atkinson Hyperlegible es recomendable tanto para su uso por pantalla como en impresión, por lo que pude ser una excelente opción para la accesibilidad de los textos.

Fuentes adaptadas en eXeLearning y TiddlyWiki

Tanto eXeLearning como TiddlyWiki son programas libres para la creación de contenido. Podemos añadir las fuentes OpenDyslexic y Atkinson Hyperlegible en ambos. Siguiendo los enlaces podrás ver cómo hacerlo en cada uno:

Creación de textos inclusivos y accesibles

A continuación damos algunos consejos para la elaboración de textos con las menores barreras posibles:

  • Tamaño de fuente adecuado: El tamaño de la fuente debe ser suficientemente grande para ser legible para la mayoría de las personas, especialmente para aquellas con discapacidad visual. En textos impresos al menos debe ser de 12 puntos. En pantallas no es posible dar una cifra concreta, ya que depende de la resolución que tengan.
  • Fuente legible: Ya hemos hablado ampliamente sobre este punto. Deberemos elegir la fuente en función del medio que usemos para mostrar el texto, el tipo de alumnado y nuestra propia experiencia. Utilizar la fuente Atkinson Hyperlegible puede ser una buena forma de empezar.
  • Contraste adecuado: El contraste es muy importante y será preferible texto negro sobre fondo blanco antes que cualquier otra combinación de colores. No hay nada peor que ver presentaciones de fondo oscuro con letra oscura. Procuremos que la letra destaque claramente sobre el fondo.
  • Contenido estructurado: Hay que estructurar el contenido empleando títulos, subtítulos, listas y párrafos para hacerlo más fácil de leer y comprender.
  • Lenguaje claro y conciso: Debe evitarse el lenguaje complejo y usar un lenguaje claro y conciso para hacer que el contenido sea accesible para todos.
  • Contenido compatible con tecnologías de asistencia: Conviene asegurarse de que el contenido creado para las pantallas sea compatible con tecnologías de asistencia, como lectores de pantalla y tecnologías de ampliación de texto, para hacerlo accesible para personas con discapacidad visual. Una presentación no puede ser leída por un lector de pantalla, una página web o material creado con eXeLearning, sí.
  • Descripción alternativa para las imágenes: Las imágenes deben tener una descripción alternativa para que las personas con discapacidad visual puedan comprender el contenido.
  • Uso del color. No se debe basar la información solo en el color, ya que los estudiantes con problemas visuales, como el daltonismo, tendrán dificultades para comprenderla. Si se utiliza el color para señalar algo, se deben añadir otros elementos redundantes para destacarlo. Por ejemplo, si se destaca una frase importante con color rojo, también se debe utilizar el subrayado como elemento redundante.

Fuentes consultadas

Tipografía OpenDyslexic para el alumnado con problemas de dislexia

Investigando sobre como mejorar un texto para personas con problemas de dislexia encontré esta fuente, OpenDyslexic, que desconocía.

Es una tipografía, creada por Abelardo González en 2011, un diseñador gráfico con experiencia en trabajar con personas con dislexia (https://opendyslexic.org). La tipografía tiene un diseño especial que ayuda a las personas con dislexia a diferenciar fácilmente las letras y las palabras.

Algunas de las características de este tipo de letra son:

  • Un grosor diferenciado para ayudar a las personas con dislexia a diferenciar las letras y las palabras.
  • Base más ancha para ayudar a mantener el punto de lectura en lugar de perderlo.
  • Separación más grande entre las letras para ayudar a diferenciar las letras y las palabras.
  • Inclinación ligera en las letras para ayudar a diferenciar las letras y las palabras.

Aquí tenemos una captura de pantalla de su aspecto:

Tipo de letra: OpenDyslexic

Esta fuente puede ser descargada dese https://opendyslexic.org, aunque es probable que ya esté preinstalada, al menos lo está en Zorin, una distribución de Linux, por lo que primero es mejor comprobar si ya la tenemos disponible en nuestro procesador de textos favorito.

Se aconseja que el tamaño sea al menos de 12 puntos y, si no se dispone de OpenDyslexic, puede utilizarse en su lugar Arial o Verdana, dos fuentes, que sin ser específicas para la dislexia parece que tienen una buena legibilidad.

Podemos resumir las precauciones que debemos tomar al redactar un texto adaptado para alumnos con dislexia:

  • Utilizar una tipografía fácil de leer, como OpenDyslexic, Arial o Verdana.
  • Usar un tamaño de letra grande, al menos 12 puntos.
  • Evitar emplear palabras difíciles o tecnicismos.
  • Usar oraciones cortas y simples.
  • Utilizar párrafos breves y separarlos con espacios en blanco.
  • Utilizar listas con viñetas o números para presentar información.
  • Utilizar imágenes y gráficos para ilustrar la información.
  • Utilizar colores que faciliten la distinción entre el texto y el fondo.
  • Proporcionar un índice o un resumen para ayudar a los lectores a orientarse.
  • Evitar los textos en columnas.

Fuentes consultadas:

Como aplicar los principios del DUA en un examen

El Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) es un enfoque educativo que se centra en hacer que el contenido y la tecnología sean accesibles para todos los alumnos y alumnas, independientemente de sus necesidades educativas o habilidades. El DUA promueve el uso de múltiples formas de implicación, representación y acción y expresión para mejorar la accesibilidad del contenido. Aquí hay una breve descripción de cada uno de estos principios:

  • Implicación: Los discentes deben estar involucrados y comprometidos en el proceso de aprendizaje para que sean efectivos.
  • Representación: Los materiales de aprendizaje deben presentarse de manera clara y concisa, utilizando una variedad de medios y formatos para adaptarse a diferentes formas de aprendizaje y habilidades.
  • Acción y expresión: Deben tener la oportunidad de aplicar lo que han aprendido y expresarlo de diferentes maneras, como a través de la discusión, la creación de proyectos o la realización de actividades prácticas.

Cuando hacemos un examen podemos usar los principios del Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) para hacer que el contenido sea accesible para todos los alumnos. Esto puede incluir la integración de diferentes formas de implicación, representación y acción y expresión en las preguntas. De esta forma se permitirá que demuestren su comprensión de diferentes maneras y empleen sus propios estilos de aprendizaje y habilidades para responder a las preguntas. Debemos esforzarnos por proporcionar opciones significativas y relevantes para todos al aplicar estos principios del DUA en el examen.

Algunas ideas en este sentido podrían ser:

  • Proporcionar múltiples formas de implicación: Puede ofrecerse diferentes maneras de participar en el examen, como opciones de respuesta múltiple, verdadero o falso, completar el espacio en blanco, etc. Esto permite que elijan la opción que mejor se ajuste a su forma de ser.
  • Proporcionar múltiples formas de representación: Puede incluirse diferentes tipos de preguntas y materiales en el examen, como imágenes, gráficos, tablas, etc. Esto permite que utilicen diferentes sentidos y habilidades para entender el contenido.
  • Proporcionar múltiples formas de acción y expresión: Puede permitirse que los estudiantes respondan a las preguntas del examen de diferentes maneras, como escribiendo, dibujando, construyendo un modelo, etc. Esto permite que demuestren su conocimiento de diferentes modos.

Debemos tener en cuenta que el DUA no es una lista de reglas rígidas a seguir, sino más bien un conjunto de principios y enfoques que deben ser adaptados y utilizados de manera flexible para satisfacer las necesidades individuales del alumnado. Por lo tanto, es importante ser creativo y asegurarse de que se está proporcionando opciones realmente significativas y relevantes para los estudiantes al aplicar los principios del DUA en un examen.

© 2023 Bilateria

Tema por Anders NorenArriba ↑