Bilateria

Blog sobre educación

Declaración sobre el conocimiento libre

En 2007 la Free Knowledge Foundation (organismo nacido en España y que actualmente pertenece a la Free Software Foundation Europe), elaboró un manifiesto sobre el conocimiento libre que actualmente está disponible desde la web de Wikieducator.

La FKF tiene como objetivo la difusión del conocimiento libre, que es definido como:

El conocimiento libre [es aquel que] puede adquirirse, interpretarse y aplicarse libremente, puede reformularse de acuerdo con las necesidades de cada uno y compartirse con otros en beneficio de la comunidad.

En el mundo globalizado actual, donde grandes corporaciones utilizan a los usuarios como simples clientes de sus productos o el sentido del voto se decide, en más de una ocasión, en las redes sociales, debemos comprometernos de forma activa en la construcción de una sociedad libre y que pertenezca a todos, sin exclusiones. Así pues no nos queda más remedio que participar, promocionar y promover la cultura libre, el conocimiento libre.

Reproducimos a continuación esta joya que es la Declaración sobre el conocimiento libre y que no podemos más que suscribir en su totalidad:

  1. Declaramos nuestra comprensión común de la importancia del conocimiento libre para todos hacia un desarrollo global equitativo y sostenible y nos comprometemos a promover y adoptar el conocimiento libre en nuestros esfuerzos.
  2. El conocimiento libre se sustenta en una filosofía que indica que el conocimiento es inherentemente libre, y que el acceso al conocimiento y la libertad de adaptarlo y usarlo es un derecho humano básico.
  3. Reconocemos que el conocimiento libre requiere software libre para su creación, acceso, adaptación e intercambio, y nos comprometemos a utilizar, promover y desarrollar software libre o soluciones basadas en software libre, para estos fines.
  4. En la era digital moderna, el intercambio efectivo del conocimiento libre requiere formatos de archivo libres y estándares libres para el intercambio de datos, información y conocimiento para permitir la accesibilidad, la generación colaborativa de conocimiento, la interoperabilidad, la transparencia, la adaptabilidad del conocimiento, la contribución y la licencia libre.
  5. El conocimiento libre cubre toda la cadena de valor colaborativa, desde la recopilación de datos sin procesar hasta la toma de decisiones informada, informada y sabia, incluido el conocimiento compartido de las personas involucradas en el proceso.
  6. En el mundo «en desarrollo», los recursos de conocimiento libre son esenciales para hacer posible y permitir que las comunidades adapten y mejoren los recursos para un uso local efectivo, y para que sean libres de compartir los resultados para ayudar a sus vecinos y comunidades.
  7. Reconocemos que un requisito previo para la participación efectiva en la sociedad global del conocimiento es que los ciudadanos del mundo tengan acceso al conocimiento. La libertad de todos para participar en la sociedad del conocimiento global es un requisito previo para aprovechar la oportunidad de cocrear un mundo sostenible.
  8. Afirmamos que el conocimiento libre ayuda a lograr los objetivos de desarrollo al empoderar a las personas para que obtengan un entendimiento compartido y contribuyan al desarrollo sostenible a nivel local, nacional, regional e internacional de manera significativa.
  9. Instamos a todas las esferas de todos los gobiernos, instituciones y organizaciones donantes interesadas en el desarrollo sostenible nacional y global, a que adopten, apoyen, desarrollen y promuevan el uso del conocimiento libre y sus principios subyacentes.
  10. Nos comprometemos a compartir y desarrollar nuestra comprensión de los principios libres con nuestros compañeros, amigos, organizaciones y familias a través de vivir la visión de una cultura libre de cooperación hacia un mundo sostenible.

Siguiendo el ejemplo del software libre, en el mismo documento se definen las libertades que implica el conocimiento libre:

Los usuarios del conocimiento libre son libres de

  • (0) usar el trabajo para cualquier propósito
  • (1) estudiar sus mecanismos, para poder modificarlo y adaptarlo a sus propias necesidades
  • (2) hacer y distribuir copias, total o parcialmente
  • (3) mejorar y / o ampliar el trabajo y compartir el resultado.

Un recurso de conocimiento puede considerarse libre si los usuarios tienen todas estas libertades.

Las libertades 1 y 3 requieren que el recurso esté en un formato de archivo libre y sea completamente editable e implementable con software libre como lo define la Free Software Foundation.

Está todo dicho.

iNaturalist y Natusfera, ciencia ciudadana con la ayuda de inteligencia artificial

iNaturalist (a veces abreviado como iNat) es un proyecto de ciencia ciudadana que también actúa como red social, donde los amantes de la naturaleza pueden subir y compartir las fotos que hacen de los organismos vivos que encuentran en estado silvestre.

iNaturalist la app para descubrir y conocer la biodiversidad

La red de iNaturalist dispone de plataformas locales, en España esta es Natusfera, que además está disponible en multitud de idiomas, entre los que se encuentran el euskera, catalán y gallego. Tanto iNaturalist como Natusfera son la misma red. iNaturalist está mantenida por la California Academy of Sciences y National Geographic. El nodo español, Natusfera, está impulsada por el Nodo Nacional de Información en Biodiversidad y el CREAF.

Las fotos subidas por los usuarios (llamados naturalistas) se asignan a un taxón de clasificación como la especie o, si no se conoce, el género, la familia, el orden, etc. Es el propio usuario que, con ayuda de la inteligencia artificial, a través de la aplicación para móvil o de la web, puede clasificarlo. El resto de usuarios de iNaturalist puede confirmar el taxón propuesto o sugerir otros diferentes. Salvo los mensajes privados que los usuarios puedan enviarse entre sí, todo lo que se sube o comenta en iNaturalist es de acceso público sin restricciones.

Observaciones de uno de los usuarios de Natusfera (iNat).

No hace falta ser un experto para dar un nombre a las especies que encontramos. El sistema de reconocimiento de imágenes que utiliza iNaturalist es capaz de asignar satisfactoriamente un elevadísimo número de especies (además, es bastante superior a Google Lens que, como se comentó en un artículo anterior, puede realizar una función similar), en caso de no reconocerla directamente nos proporcionará el nombre de la familia o de otra categoría taxonómica para encuadrar nuestro espécimen. En todos los casos nos mostrará una lista de especies visualmente similares que nos ayudará en ell proceso de la clasificación.

Clasificación en la aplicación para móvil. Nuestra foto (superior) es analizada y se nos proponen diversas opciones. Pulsando la doble flecha podremos comparar nuestras fotos con las de iNaturalist (véase la imagen siguiente), pulsando el tic de la derecha aceptaremos como válida una propuesta concreta.
Podemos comparar nuestras fotos (arriba) con las que nos propone iNaturalist (abajo) y así decidir si es la misma especie o no.

Cada observación deberá llevar la fecha y hora así como la localización, que normalmente se obtiene del GPS del móvil, aunque también puede establecerse manualmente. Si no deseamos dar la localización exacta (por ejemplo, porque hemos añadido fotos de la araña que hemos encontrado en el salón de nuestra casa) podemos oscurecer la localización, lo que significa que nuestra observación será emplazada en un cuadrado de 10 km de lado, de forma que será imposible saber el lugar exacto. Esta localización oscurecida se aplica automáticamente cuando iNaturalist detecta una especie en peligro de extinción o protegida. Además podemos hacer que únicamente determinadas personas o grupos puedan verla.

Una especie sobre la que no hay consenso en la comunidad, como en la de este ejemplo, se marca como «Necesita identificación», se necesitan más de dos tercios de identificaciones en común para que adquiera el «Grado de investigación». Esta imagen corresponde a la plataforma en la web.

Las observaciones podrán ser de tres tipos:

  • Casual. Si falta la fecha y hora, la localización geográfica o se ha marcado la observación como perteneciente a una planta cultivada o animal doméstico (por ejemplo, una foto de nuestro gato).
  • Necesita ID. Si nuestra observación cumple los requisitos anteriores, pero no está clasificada al nivel de especie o no tiene más de los dos tercios de aprobaciones de la comunidad de iNat.
  • Grado de investigación. Si la clasificación de nuestro espécimen coincide en más de dos tercios de los usuarios (incluidos nosotros mismos). Para esto necesitamos, como mínimo, otro usuario que confirme la especie que hemos propuesto. Estos datos se añadirán a la Infraestructura Mundial de Información en Biodiversidad (GBIF) y podrán ser objeto de estudio por los científicos.

Todavía más

Natusfera no solo permite clasificar organismos de forma automática así como con la ayuda de aficionados y especialistas, sino que admite la consulta por localidad geográfica, fecha, tipo de ser vivo y un largo etcétera que lo hace una excelente herramienta para el estudio de la biodiversidad.

Mapa correspondiente a la búsqueda en la web de Natusfera de las setas de la sierra de Collserola (Barcelona). Los resultados pueden verse también en forma de cuadrícula o lista.

Además, dispone de proyectos específicos de lugares o taxones concretos, por ejemplo las aves de España, los insectos de la Península Ibérica, la biodiversidad de Catalunya, plantas de Madrid, hongos y setas de la Península Ibérica y un larguísimo etcétera.

Natusfera en la escuela

Los proyectos que se pueden llevar a cabo son realmente apasionantes, estudiar la fauna y flora local es mucho más accesible. El registro en Natusfera requiere una edad mínima de 13 años, pero existen varias soluciones si deseamos usar iNat con niños y jóvenes escolares.

  • Usar la aplicación Seek. Esta aplicación no requiere registro ni transfiere datos personales por Internet. Nos permite clasificar cualquier organismo, igual que la aplicación iNaturalist, pero no permitirá subir los datos a la red de la plataforma. Ha sido ideada para ser usada con los más pequeños y para los niveles de primaria es la más interesante.
  • Otro método (aparte de que se registren individualmente en iNaturalist si tienen la edad) puede ser crear una cuenta para la clase de forma que identifiquen sus aportaciones particulares mediante etiquetas utilizando la aplicación iNaturalist. Este método puede ser utilizado también con los más pequeños, ya que no requiere la cesión de ningún dato y permite que el profesorado controle la cuenta en caso de tener que actuar frente a una foto o comentario inapropiado.

Para conocer más detalles relacionados con la enseñanza existe una página con numerosa información (en inglés) para el profesorado: Teacher’s Guide.

Advertencia

En este artículo se ha tratado iNaturalist y Natusfera como sinónimos, ya que el segundo no es más que la versión local del primero, no obstante debemos hacer una advertencia.

En estos momentos existen dos proyectos con el mismo nombre, Natusfera, que no deben ser confundidos. Uno de ellos es el que encontraremos en la dirección https://natusfera.gbif.es/ que proviene también de iNaturalist, pero que se ha bifurcado como una rama independiente y en la que está planificado que más adelante cambie de nombre y dirección de Internet, ya que tendrá una finalidad diferente. El segundo Natusfera es el que se ha tratado en este artículo. En el futuro el nombre Natusfera quedará exclusivamente para este proyecto que está integrado en iNaturalist como su portal en España y la dirección de Internet es la que ya hemos proporcionado: https://spain.inaturalist.org.

La aplicación para móvil Natusfera que podemos encontrar en las tiendas de aplicaciones no corresponde a la versión que hemos tratado aquí. La aplicación que deberemos descargar es la de iNaturalist, de la que damos los enlaces a continuación.

Ambas versiones de Natusfera están en este momento en fase de separación y en ocasiones puede resultar desconcertante, ya que nos podemos encontrar con webs ligeramente diferentes con el mismo nombre, de funcionamiento muy similar pero sin conexión en los datos entre la una y la otra.

Enlaces de interés:

Dejo también el enlace a mis propias observaciones que pueden verse también en el lateral derecho de este blog con el widget que proporciona iNat.

Comprendiendo la ciencia

Continuamente se habla de ciencia y del conocimiento científico de forma que el propio hecho científico se ha convertido en una especie de dogma para algunas personas. Conviene saber en qué se basa el método científico, especialmente cuando se enseña a los alumnos de ESO y Bachillerato, donde se dan una serie de pasos (problema, hipótesis, diseño experimental, resultados y conclusiones) que se aceptan como buenos y se transmiten como una receta mágica con la cual obtendremos la verdad de lo que nos rodea.

No voy a criticar aquí el método científico, nada más lejos de mi intención, sino todo lo contrario. Quiero dar unos conocimientos previos necesarios para entender en qué se basa este método científico y por qué es una forma segura de obtención del conocimiento, realmente el único del que disponemos.

Qué entendemos por ciencia

Podemos definir la ciencia como una forma de adquirir nuevos conocimientos que se basa en el uso del método científico. El método científico es una metodología para obtener nuevos conocimientos que consiste en la observación sistemática, medición, experimentación y la formulación, análisis y modificación de hipótesis.

Los pilares de la ciencia

Hay dos pilares básicos del método científico:

  • El primero es la reproducibilidad (también llamada replicabilidad), es decir, la capacidad de poder repetir un determinado experimento en cualquier lugar y por cualquier persona. Cuando se hacen públicos los resultados de una investigación, se tienen que dar todos los detalles de forma que cualquiera pueda reproducir nuestro experimento, con las mismas condiciones.

Se han dado casos de artículos médicos en los que no se indica en qué organismo se están realizando los experimentos. Esto hace que nadie pueda replicarlo y, por lo tanto, el artículo pierde gran parte de su valor y credibilidad. El problema, que puede llegar a ser muy grave, puede verse en el artículo de Wikipedia: Crisis de replicación.

  • El segundo pilar es la falsabilidad (también llamada refutabilidad). Este concepto, hoy de uso universal en ciencia, es debido al filósofo austríaco Karl Popper que lo enunció en 1934 diciendo que toda proposición científica tiene que ser susceptible de ser falsada. La falsabilidad de una teoría se verifica si existe, o se puede imaginar, al menos un acontecimiento observable experimental que puede contradecir el resultado esperado de la aplicación de la teoría (véase Falsacionismo).

Si una teoría es falsable, entonces es científica; si no es falsable, entonces no es ciencia, aunque esto no quiere decir que sea necesariamente falsa.

Verificar una teoría significaría comprobar nuestra hipótesis en todos los casos posibles, algo materialmente imposible de hacer. Para falsarla, sin embargo, basta con un único caso que contradiga la hipótesis para que esta quede descartada.

Si enunciamos la hipótesis «Todas las ovejas son blancas», nos bastará con encontrar una que no lo sea para saber que es falsa. Pero si no encontrásemos ninguna oveja de otro color no significaría que la hipótesis es verdadera, solo la aceptamos como provisionalmente verdadera.

Nos basta encontrar una oveja negra para falsar la hipótesis.

Nunca llegaremos a conocer la verdad, pero sabemos en qué dirección se encuentra

La aproximación del conocimiento a la verdad (la realidad) es asintótica. La verdad no se conoce nunca, ya que el conocimiento de aquello que es real (lo que pensamos que es la verdad) dura mientras no sea refutado. La falsación de las hipótesis nos permite ir descartando el conocimiento falso, de forma que, sin saber cuál es la verdad, este descarte progresivo nos permite acercarnos a ella poco a poco.

El conocimiento científico se acerca progresivamente a la verdad a base de descartar, mediante la falsación, las hipótesis y teorías que no son verdaderas. No obstante, nunca sabremos si estamos en posesión de la verdad.

Contraste de hipótesis, teorías y matemáticas

La ciencia plantea hipótesis, que son posibles explicaciones de un hecho. Las hipótesis tienen que ser contrastadas con la experiencia (experimentos que permiten la falsación). Los resultados de estos experimentos deben representarse de forma cuantitativa, en forma de datos numéricos.

El contraste de las hipótesis (es decir, comprobar si son falsas), en última instancia, se hace mediante descripciones cuantitativas matemáticas. No es posible admitir una hipótesis que no tenga evidencia cuantificable. Esto se hace principalmente con pruebas estadísticas, que asignan un grado de certeza al cumplimiento de cada hipótesis.

Las hipótesis ya aceptadas, relativas a fenómenos relacionados entre sí, forman teorías científicas o teoremas. Una teoría, consecuentemente, es una explicación de hechos observables que se basan en hipótesis contrastadas. El significado es muy diferente del empleado en el lenguaje común, donde una teoría es una explicación que no es segura.

Tanto las hipótesis como las teorías permiten explicar las observaciones existentes y hacer predicciones. Las teorías, al incluir varias hipótesis, son siempre de aplicación más amplia que las hipótesis simples.

Aceptación de hipótesis y construcción de teorías

Esquema sobre el proceso de aceptación de hipótesis basado en la experimentación, la representación matemática de resultados, falsación y reproducibilidad.
Las teorías no son conocimientos inciertos, por el contrario, las teorías científicas son un conjunto de conocimientos ya consolidados que explican alguna rama de la ciencia.

Principio de parsimonia o navaja de Ockham

Durante la selección de posibles explicaciones (hipótesis) se utiliza el criterio de simplicidad de la navaja de Ockham. Se puede enunciar del siguiente modo:

«En igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable»

Esto quiere decir que frente al mismo hecho, si tenemos más de una posible explicación (hipótesis) es preferible la que haga menos asunciones, la que implique tener que explicar menos cosas. Este principio no nos da la verdad, solo dice que en condiciones de igualdad en la explicación de un fenómeno, cogeremos el más simple.

Imagen de Guillermo de Ockham (1280-1349), que fue el primero en enunciar este principio. Fuente Wikipedia.

Por ejemplo, si estamos en un quinto piso y oímos un caballo relinchar en la habitación de al lado, la hipótesis «probablemente el sonido venga de un aparato electrónico que lo reproduce» es más simple que «quizás un caballo está en la habitación de al lado». En este segundo caso habría que elaborar una completa explicación de cómo un caballo ha llegado hasta un quinto piso y los motivos que alguien tendría para hacerlo. En la primera hipótesis hay que hacer muchas menos asunciones que en la segunda por lo que es mucho más simple.

El método científico

Los conceptos abordados con anterioridad, que podemos resumir en repetibilidad, falsación y principio de parsimonia, nos permitirán la descripción a nuestros alumnos del método científico, del cual no nos ocuparemos aquí, ya que es más que conocido.

Google Lens y su uso en las Ciencias Naturales

Google Lens es una aplicación de reconocimiento de imágenes para móvil que existe desde 2018.

Aunque es capaz de leer texto, escanear códigos de barras o buscar el precio de los productos fotografiados, no son estas capacidades las que nos interesan, sino la habilidad de determinar las especies de todo tipo de plantas y animales. Por supuesto, no me refiero a reconocer un león o una gallina, sino que puede detectar especies que solo un especialista en la materia sería capaz de clasificar correctamente.

Lens puede instalarse en el móvil como una aplicación separada aunque, en los dispositivos Android, la podemos encontrar en la aplicación para Google, Google Fotos, como un pequeño icono en la parte inferior de cada fotografía.

El icono de Lens se encuentra en la parte inferior de las fotos en Google Fotos.

Sin necesidad de instalarlo, también lo encontraremos en la aplicación Google, formando parte del buscador a la derecha del micrófono.

Icono de Lens en la aplicación llamada Google

Si instalamos la aplicación, obtendremos algunas opciones adicionales, aunque no aportan nada a lo que tratamos en este artículo, como no sea la facilidad de abrirlo y hacer la foto directamente desde la aplicación.

Lens en acción

Independientemente de la forma de acceder a la aplicación, Lens coloca un punto azul sobre la imagen que ha detectado. Si esta imagen de nuestra foto no nos interesa, podemos pulsar sobre otra parte de la imagen o utilizar el botón de selección para escoger solo una parte de la misma.

En la parte inferior nos pueden aparecer una serie de fotografías para que seleccionemos la que mejor se ajuste a nuestro espécimen o directamente el nombre de aquello que hemos fotografiado.

Lens detecta un insecto y lo marca. En la parte inferior aparecen dos opciones

Si desplazamos las fotos de la parte inferior hacia arriba obtendremos más información.

Si desplazamos el panel inferior hacia arriba aparecen dos especies: Cantharis obscura y C. fusca.

Las opciones que aparecen no son únicamente fotos que se parecen a la nuestra. Son dos especies de insectos muy similares y que, basándose en otras fotos que no aparecen aquí, nos propone como posible elección. Al seleccionar una u otra, la información que hay en la parte inferior cambia.

La selección de Lens no es una simple coincidencia de imágenes, sino que es una elección basada en información muy variada obtenida de Internet. Esto se ve claramente con la fase juvenil de un insecto que no se parece en lo más mínimo al adulto, Nezara viridula. La fase juvenil es redondeada, negra y con manchas amarillentas, mientras que el adulto tiene una forma diferente y es totalmente verde

La especie propuesta aparentemente no tiene relación, ni en el color ni en la forma, con la de la foto

Google Lens utiliza técnicas de aprendizaje profundo (véase Wikipedia) que está basado en el aprendizaje automático o machine learning. Esto hace que los resultados no sean una mera comparación de imágenes similares.

Veamos algunos ejemplos más.

Identificación de un díptero
Detección de una especie de planta
Lens detecta dos posibles especies de arañas. La comparación con la imagen original (en la parte superior) nos dice que parece ser la primera propuesta: Mangora acalypha.
Identificación de una especie de caracol.

Los límites de Lens

La capacidad de Lens para reconocer seres vivos es realmente asombrosa, no obstante no podemos quedarnos con la primera propuesta. Muchas veces no coincide claramente con nuestro espécimen pero otras, aunque aparentemente es muy parecida, un estudio más detallado revela que no es exactamente lo que nos ha indicado.

Una vez Lens nos propone uno o varios nombres posibles, debemos iniciar una búsqueda exhaustiva para confirmarlos en la medida de lo posible. Hay que buscar y comparar con lo que se dice en otros sitios, así como cotejar visualmente las fotos con otras. Es una buena idea hacer varias fotos y dejar que Lens nos sugiera los nombres en cada una de ellas, así veremos cuáles son los que se repiten.

En ocasiones solo nos servirá para saber el género, la familia o el orden a la que pertenece nuestra especie. Por lo que, aunque no siempre se llega al nivel de especie, sí nos aproxima mucho a lo que nuestro ser vivo pueda ser. Esto es algo que hace solo unos años era poco menos que imposible, a veces ni siquiera era factible saber el orden o la familia debido a la complejidad taxonómica de muchas de las especies.

Con esta herramienta podemos alcanzar cotas de identificación taxonómica nunca vistas con anterioridad y puedo asegurar que, en el campo de la taxonomía, Google Lens es una absoluta revolución.

Identificación de una huella de jabalí (foto de la parte superior), aunque la primera opción fue la de un tejón. Es necesario siempre corroborar los resultados de Lens.

Usos y aplicaciones

La utilidad didáctica de esta aplicación queda fuera de toda duda como fuente de información en zoología, botánica o micología. Cualquier profesor de biología con intereses sobre la fauna y flora local le podrá encontrar infinidad de aplicaciones.

En primero de ESO tiene una utilidad especialmente atractiva, ya que en este curso se trata de forma explícita la clasificación de los seres vivos y da pie a numerosos trabajos sobre el tema.

Igualmente, para los aficionados a las plantas y animales en general, con toda seguridad les aportará muchas satisfacciones. Y a más de un especialista le puede suponer una ayuda en algún momento.

Origen de las imágenes

Todas la fotografías utilizadas como ejemplos en Lens de este artículo, son originales.

Qué es \(\LaTeX\)

\(LaTeX\) es un sistema de composición de textos de alta calidad. Es conocido sobre todo entre los docentes de ciencias porque se utiliza por numerosos programas y servicios de Internet para hacer fórmulas. Por ejemplo, con el código $y=\sqrt{x^2+x}$ obtenemos: \(y=\sqrt{x^2+x}\)

Pero con \(\LaTeX\) podemos hacer muchas más cosas, como todo tipo de documentos, libros, exámenes e incluso presentaciones.

Este artículo no es ningún manual de \(\LaTeX\) solo es una introducción para que el que quiera saber en qué consiste pueda ver unas pinceladas.

Estructura del documento

Los documentos \(\LaTeX\) constan de texto y el ratón no se utiliza para dar formato o poner los márgenes, todo lo que se tiene que hacer se realiza a través de instrucciones. LaTeX nos ahorra mucho trabajo ya que gran parte del formato nos viene dado y no debemos pretender modificarlo en exceso, si nos centramos en el resultado final en lugar de los colorines o los tipos de letras podremos sacar mucho partido de LaTeX.

Los documentos constan de dos partes: el preámbulo y el cuerpo del texto. El preámbulo es la parte anterior al texto en sí y es donde se especifica el tipo de documento que crearemos así como otras opciones como los paquetes que utilizaremos. Los paquetes aportan características adicionales como soporte para el idioma o gráficos. Los comentarios, es decir texto que no tiene ningún significado para el ordenador sino solo para los usuarios, comienzan con un símbolo de porcentaje %.

Un típico preámbulo sería el que hay a continuación. A la derecha de cada instrucción se indica su utilidad en forma de comentario:

\documentclass{article} % Tipo de documento

\usepackage[utf8]{inputenc} % Soporte para caracteres especiales
\usepackage[T1]{fontenc} % Codificación apropiada para las fuentes
\usepackage[spanish]{babel} % Idioma utilizado
\usepackage{graphicx} % Paquete para añadir gráficos
\usepackage[left=2.00cm, right=2.00cm, top=2.00cm, bottom=2.00cm]{geometry} % Este paquete permite modificar los márgenes

La primera instrucción, documentclass, indica la clase o tipo de documento que queremos. Disponemos de varios tipos:

ClaseUtilidad
articleArtículos y otros documentos cortos
examExámenes y otros documentos cortos
bookPara libros y documentos extensos
reportPara informes técnicos, muy semejante a book
beamerPara hacer presentaciones
Las clases más habituales en \(\LaTeX\)

En la práctica el más utilizado es la clase article y para los docentes la clase exam, ya que con ella se pueden hacer todos los documentos de uso habitual: exámenes, informes, resúmenes, actas, memorias, manuales, recopilación de ejercicios, etc. Por su importancia a esta clase le hemos dedicado un espacio propio.

El resto de paquetes permiten especificar el idioma y dan soporte para la escritura y los caracteres. El paquete geometry permite modificar los márgenes, entre otras cosas.

Un documento completo, con una frase en su interior, tendría el siguiente aspecto:

\documentclass{article} % Tipo de documento

\usepackage[utf8]{inputenc} % Soporte para caracteres especiales
\usepackage[T1]{fontenc} % Codificación apropiada para las fuentes
\usepackage[spanish]{babel} % Idioma utilizado
\usepackage{amsmath} % Paquete para matemáticas
\usepackage{amsfonts} % Conjunto de fuentes usadas en matemáticas
\usepackage{amssymb} % Colección extendida de símbolos para matemáticas
\usepackage{graphicx} % Paquete para añadir gráficos
\usepackage[left=2.00cm, right=2.00cm, top=2.00cm, bottom=2.00cm]{geometry}

\setlength\parindent{0pt} % Eliminamos la sangría de párrafo

% El documento de texto empieza aquí
\begin{document}
En \(\LaTeX\) las fórmulas como las de
la raíz cuadrada, \(\sqrt x\), empiezan
y acaban con una barra invertida y 
paréntesis.
\end{document}

En \(\LaTeX\) los documentos se compilan para producir un PDF, una vez compilado el código anterior obtenemos el siguiente resultado:

Resultado del código anterior

Programas para utilizar \(\LaTeX\)

De los numerosos programas que existen nos quedaremos con un par de ellos. Para los más adelantados y atrevidos pueden probar con el programa de escritorio TexStudio que requiere la instalación adicional de TexLive en Linux a través de sus repositorios y de MikTex en Windows.

Para los no iniciados será más sencillo OverLeaf que nos permite utilizar toda la potencia de \(\LaTeX\) sin necesidad de instalar nada ya que es un servicio gratuito que se utiliza a través de Internet. Solo necesitaremos registrarnos, una vez registrados podremos cambiar el idioma.

Manuales de \(\LaTeX\)

Ponemos aquí algunos enlaces a manuales de LaTeX pero existen muchos más, la documentación es realmente enorme.

« Entradas anteriores

© 2021 Bilateria

Tema por Anders NorenArriba ↑